Arondo

Nuestra Historia

Los comienzos de Carpintería Arondo se remontan al 1923, cuando D. Benigno Arondo comenzó su aventura preparando un pequeño taller en la Avenida de Basagoiti 36, frente a la Plazuela De María Cristina en Algorta (Getxo), participando en todo tipo de trabajos de madera, en casas y chalets de Neguri como el chalet Oriol, Lezama Leguizamón, Aldecoa, La Quinta, Smith, etc., y edificios emblemáticos en Algorta como la casa Zarraga y contiguas en Basagoiti, el antiguo Cine Gurea al completo, el Salón De Plenos Del Ayuntamiento De Getxo, etc.

Posteriormente, hacia 1937 se trasladó a la actual ubicación en la calle Algortako Etorbidea 56, en una pequeña casa que se fue ampliando paulatinamente; y dedicándose a todo tipo de trabajos de madera, rehabilitaciones, y fabricación y elaboración de la misma en Getxo y alrededores.

Tras la jubilación de Benigno, cogieron el testigo dos de sus hijos (Pedro y Rafael), situando a la carpintería como una empresa líder en el mercado, afianzándose y produciéndose una de las mejores etapas de la carpintería, participando en obras de gran calado en Bilbao: la remodelación del museo histórico del Casco Viejo, la ampliación del tejado y estructura de la universidad de Deusto, la bajo cubierta del Teatro Arriaga, la Cúpula de Hacienda, la Comandancia de Marina en Ibáñez de Bilbao bajo la batuta del arquitecto Sáenz de Gironella, y especializándose también en trabajos de ebanistería y muebles a medida con maderas nobles, taraceas, marqueterías, tallados artesanales y en barnizados a muñequilla y poliuretanitos, desembocando en una ampliación del negocio en 1974 con la apertura de una tienda de muebles de estilo y complementos a medida, con gran recorrido y aceptación en los domicilios de Getxo, Bilbao y alrededores, hasta su clausura en 1999 tras la jubilación de Rafael.

Desde el 2003 y bajo la dirección de Javier Arondo, hijo de Rafael y nieto de Benigno, titulado y colegiado como decorador y diseño de interiores, así como un máster de artes aplicadas, Carpintería Arondo ha tenido una serie de remodelaciones en el taller, modernizando la maquinaria y mejorando las prestaciones para conseguir una mayor gama de productos de calidad en el sector de carpintería y decoración haciendo obras colegiadas completas, coordinación de gremios y obras y proyectos menores, participando en la remodelación del Club Marítimo del Abra y desde el 2008 hasta el 2013 con el Departamento de Conservación del Puerto Autónomo de Bilbao en trabajos de remodelación y restauración, así como trabajos de mantenimiento de los diferentes edificios y infraestructuras que tiene el puerto a lo largo de la geografía vizcaína como los Faros de Matxitxako y de Lekeitio.

Actualmente, Arondo es una empresa dedicada a la gestión integral y el mantenimiento para empresas y particulares, siendo nuestro trabajo más emblemático y representativo la carpinteríaebanistería y arreglos a domicilio, combinándolos con la realización de trabajos complementarios: albañilería, fontanería, electricidad, herrería, pintura, etc. Haciendo trabajos al detalle y “ad hoc”, es decir, "Piensa lo que quieras que nosotros te lo hacemos".

Desde nuestros comienzos se han transmitido los valores de la empresa familiar, tanto dentro como fuera de la organización, para cuidar con esmero y exquisitez el trato a nuestros clientes que nos han ayudado a formar lo que es actualmente Carpintería Arondo.

Disponemos de un taller de más de 400 m2 y con una plantilla cercana, formada por carpinteros, ebanistas, diseñadores, albañiles, pintores y demás profesionales que componen esta familia y con esos valores que en 1923 visionó su fundador Benigno Arondo, que hacen de nosotros un líder en el sector de la carpintería artesanal y pionero de la carpintería moderna.